enero 02, 2006

Un Pullover

Fijate qué simple y qué complicado.
Cuando el novio de mi hermana se convirtió en mi cuñado, empezó a desarrollar con el tiempo una pancita de casado. Entonces me pasó ropa que no le quedaba más.
Como su posición económica es mucho más ventajosa, tuve acceso (?) a ropa que jamás me habría comprado. El ejemplo de hoy es un pullover Yves Saint Lorenzo (je).
Lo usé durante años. Pero me doy cuenta ahora que hace tiempo que lo vengo aguantando en el estante sin darle bola. Medio que me cansó. Ordenando un poco decidí darle el olivo. Lo junté con algunas prendas más (no, no las que vienen de Berlín) y los puse en una bolsa para donarlo a los necesitados.
Preguntate ahora que habría pasado si ese pullover en vez de ser ives san lorenzo hubiese sido Made In China.
Te respondiste?
No habría durado ni una temporada.
Y hoy no habría nada para donar a los necesitados.
¿Viste? Todo tiene que ver con todo.
El hecho de existir China y su merca descartable también golpea de alguna manera a las capas bajas de la sociedad.
Y nosotros al consumir su mercadería, no solamente estamos atentando contra las pobres ovejas que les sacan la lana al pedo sino que también destruimos la poca esperanza que le queda al necesitado de recibir una mínima ayuda.
Propuesta utópica? que en vez de gasterte 150 mangos en un Ives, te gastes 50 en un nochi, pero dones los 100 a los pobres del mundo.
Sí, claro, mañana, ¿no?

Bueno, ya sé. Feliz año nuevo para vos también.

Espetado por Josi a las 5:25 a. m. ::

Repercusiones: 0

Publicar un comentario