diciembre 16, 2005

Sado, Maso, Menos

Cuando una persona le infiere dolor a otra, es un sádico. Cuando una persona disfruta del dolor o sufrimiento que le infieren, es un masoquista.
Algo así, ¿no?
Está ese chiste que dice ¿qué le hizo el sádico al masoquista? Respuesta: nada.
Pero no a eso vine.
Vine a reflexionar acerca del autoflagelo. Ahí es cuando el sádico y el masoquista conviven en una misma persona. Menudo de pollo conflicto, ¿no?
La sorpresa de mi reflexión aparece cuando te estampo de repente que vos sos uno de esos.

¿¿¿LO QUE???

Fijate la próxima vez que comas una manzana, o similar, y la peles. Ponés el cuchillito así mirando hacia arriba, y para frenarlo pones el pulgar. Claro, no te cortás lo que se dice cortás. Pero que te pinchás, seguro. Y dependiendo del tramontina que uses, es más o menos extremista.
Ahora que lo sabés, andá con tu trauma a cuestas. O comela con cáscara.

Espetado por Josi a las 11:53 a. m. ::

Repercusiones: 1

Si hubieras o hubieses venido sólo por el chiste, también estaría muy bien.

(y ahora que me detengo -es que estaba en movimiento-, veo que me resulta bueno el chiste justamente porque no es chiste; cuando sea grande voy a aprender lógica formal; sólo por una cuestión de formas, claro)

Lo dijo Blogger Lola el 6:42 p. m.  

Publicar un comentario